Mizuna (Xiu Cai)
- 7%

Mizuna (Xiu Cai)

180 grs

$65.00

Una delicia japonesa

25 disponibles

Cantidad

Poco conocida en México, la Mizuna es una variedad de mostaza japonesa.

Junto con la rarúgula,  mezclum, el betabel y la espinaca, la mizuna forma parte de las ensaladas desde hace mucho tiempo tiempo.

Tiene un toque ligero picante y silvestre.

Generalmente se come cruda aunque se puede consumir de diversas maneras, tanto en brotes como en la planta comestible. Se puede incorporar cruda en ensaladas o se puede cocinar como las espinacas y añadir a guisos o sopas. También se puede utilizar cocida, salteada, o para preparar ae-mono, típica ensalada de la cocina japonesa.

Receta: Salteado de Mizuna

  • 1 manojo de mizuna (150g. aprox.)
  • 2 cucharaditas de aceite de sésamo
  • 2 cucharaditas de salsa de soja
  • 1 cucharada de sésamo molido (puede ser sésamo blanco o negro al gusto)
  1. Lavar mizuna y cortarla en trozos de unos 5 cm de longitud.
  2. Calentar el aceite en la sartén y saltearla un momento.
  3. Cuando la mizuna esté al punto de cocción, poner salsa de soja y sésamo negro y apagar el fuego (hay que vigilar bien para que no se queme la salsa de soja).

Posee propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Aporta numerosos beneficios anticancerígenos y cantidades grandes de vitamina A y C, esenciales para que el sistema inmunológico funcione bien. 

La Mizuna tiene propiedades que ayudan a:

Reforzar el sistema inmune. Gracias a sus nutrientes, destacando la vitamina A y la vitamina C, son notables los beneficios de la mizuna para la salud del sistema inmunológico y para prevenir las enfermedades o para el aumento de las defensas.

Salud ocular. Algunos de los nutrientes, como las vitaminas B1, B6 y los betacarotenos de la vitamina A son muy beneficiosos para la salud del globo ocular y para el sentido de la vista.

Antioxidante. Los antioxidantes son destacados en la estimulación del sistema inmunológico, además de contribuir a la prevención del deterioro celular, combatir las infecciones y el envejecimiento prematuro. Además, la salud neuronal y cerebral se benefician de los antioxidantes, ya que ayudan a contrarrestar enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. También son buenos para prevenir los problemas del corazón y la diabetes.

Salud de la piel. La salud de la piel depende de la salud de los tejidos y las células, y tanto los antioxidantes como el colágeno que aporta la vitamina C ayudan a una buena salud de la piel.

Osteoporosis. La vitamina K además de aportar nutrientes importantes para la coagulación sanguínea y el funcionamiento hepático, actúa en la formación ósea y las bajas cantidades o carencias de este nutriente se han relacionado en diversos estudios con los problemas de los huesos. A esto hay que sumar los minerales como el calcio y el potasio.

TOP